VIBRACIONES INTENSAS

La playa estaba inundada de sol, de turistas. No había donde poner los pies; la arena ardía. Era preciso andar a saltos. Dos hombres la observaban divertidos desde el agua. Ella notó su presencia. Las miradas de ella y del más joven se cruzaron. Entre los dos se inició un intercambio de vibraciones, tan intensas que el mayor se retiró. El cuerpo de la mujer se ablandó, mientras él se acercaba hasta casi rozarla. Ella se mordió el labio y dijo: “Hola”.

Anuncios

Preguntas

DSCN1441
Si “Tú” prevaleces,
Dime, cómo no vas a poder
apartar esos espejismos
que te atan.
Si eres capaz de mantenerte
pese a la niebla, explica
por qué no es posible
levantar un muro
con las aberturas necesarias,
para que el primer rayo
del día, convierta en agua,
el hielo punzante
que te lacera
por las mañanas.
Es hora ya de dejar
a aquél que ha soltado
tu mano, entre las páginas
yertas del pasado;
si “Tú” reflejas
lo que es tangible,
debes bajar a la playa,
a recoger las últimas
luciérnagas de la noche,
depositadas en la arena
de la playa