Falsa esperanza

No hay que abusar
del punto y seguido;
siempre hay un renglón
que saltar.
El día está lleno
de ranas que dan saltos
mortales, mientras del cielo
cuelgan nubes de algodón
de viento y un sol
todavía pálido
promete la llegada
de la primavera
¡Falsa esperanza!
Un engaño envuelto
en papel de seda:
Todavía no hay golondrinas
cruzando el firmamento.

Anuncios

Sin título

La ciudad es sucia

cuando llueve.

Bajo las gotas

el negror la cubre.

Se vuelve inhóspita.

Las calles se hacen más largas.

Bajo la lluvia

puertas y ventanas,

se vuelven hostiles.

El humo baila

aplastado entre las nubes.

Por debajo las aceras

parecen espejos:

Se va abriendo el cielo.