Nos mantenemos alerta

Desde que te has ido, la gente encuentra extraña la casa

Nosotros, a pesar de que vemos el hueco, no,

al contrario. Quizás una parte de tu energía

se haya quedado dentro. Desde entonces la memoria

retumba dentro del estómago. Cada detalle perdido

recobra por un momento su luz. La corriente sigue su camino.

la tierra purifica las vivencias. No hay posibilidad

de volver a mirarse en el espejo. No, no veo

hostil la casa. No nos has abandonado.

Tu reposo no necesita flores que lo conecten

a este conglomerado caótico de rutas y de mapas.

Nosotros somos el hilo que te une al mundo.

Eso es algo que sabemos, que nos indica el instinto.

Yo me limito a poner palabras a los nuevos movimientos

que sacuden los cimientos de la convivencia

de ese murmullo de sonidos alojado en este oleaje de angustia.

Con tu marcha, aunque nuestros rostros se mantengan igual,

se nos han ido un puñado de años. Sin embargo

transitamos por estas aguas revueltas

escuchando la voz de ese instinto guía.

Nos mantenemos alerta.

Confiamos.

Anuncios

Je vole

 

Mes chers parents,  je vole.

Comprenez bien,  je vole

sans fumée, sans alcool.

Je vole, je vole… (Sardou hijo)

Je vole,  vuelo. Desapareceré

en un clic, cuando me encuentre con fuerzas,

con las necesarias para romper

todos esos lazos de espejismo

y dejaré que el instinto me lleve

de la mano por esta gran resaca.

Estoy segura de que encontraré

una buena corriente hacia mi camino.

Oui, sans fumée, sans alcool.

No necesito ni alcohol, ni tabaco

para poder ver más allá del seto.

Je quitte la place; donde solo esperan

los fantasmas, no queda más que hacer.