Pensamientos de café

20150805_175628Por un momento
pensé que un vulgar muro
era un juncal del color de los rubíes,
fuego en medio de un parque de barrio.

Por encima
del abeto
clavado en el centro
del parque,
ha sobrevolado
el signo de la lluvia
y de las tormentas.

La muerte
no es gran problema
si se tiene
la cara limpia.

El humor es un gran arma.
No sé si cargada
con la polvora del futuro.
Más bien, es de tiro
instintivo.
A veces, cruzar
hasta la acera
de enfrente… tienta.

A mi, no sé que me colocaron
entre las manos
si una pieza de “lego”
o la llave de aarranque
de una nave espacial.
Ultimamente
surgen demonios
de entre la hierba.

El frío se comió
los suspiros,
blanqueó las ideas,
pero pese al hielo
que cortaba los latidos
siempre tuve
la sensación
de ir por el buen camino.

Anuncios

Aire frío

Hay momentos en los que me siento envejecer
Mis fuerzas están languideciendo al compás lento.
de la tarde. Hay momentos en los que el pulso tiembla,
a la hora de lanzar la moneda. El sol
se cae entre los cristales. Ya no se me ocurren
palabras para llenar el vacío, que tapen
las rendijas por donde se cuela el aire frío.
Hay fracciones de segundo en las que solo pienso
en parodiar una oración con una letanía
Obsesiva: “Que no se me haya ido la vida
en vano, que la vida no se me haya ido en vano”