Cielo azul, rabia nublada.
El camino no debe
recorrerse en una pecera,
si el vidrio se rompe,
el pez puede morir…
Los sentidos se
ponen en marcha.
La noche ya no te pertenece.
Los párpados se aligeran;
la lucidez salió dando
gritos por los pasillos.
Al otro lado de la consciencia,
se ven casas en llamas:
De una simple chispa
ha surgido el infierno.

Anuncios

Un agujero muy profundo

Proyecciones:
Miras al cielo azul
y echas de menos algo:
Una chispa, una mirada
El vibrar del contacto
de un cuerpo deseado,
bajo los efectos del sueño.
Sombras distorsionadas. Dolor
de espera, cielo azul,
la energía se gasta
Las raíces llevan cada vez
menos savia.
Cuando vuelves la vista
solo te encuentras
un agujero muy, muy profundo.