Entradas de juglar2

Hola: Mi nombre es Teresa Fernández-Barbón Fernández. Un día me pregunté como sería la experiencia de escribir un cuento o una novela. Tenía diecinueve años y aquello me parecía algo mágico e inalcanzable… hasta que un buen día me puse. Primero fue una palabra, luego otra. De ahí a tener construidas varias oraciones, fue sólo un paso. Con el tiempo fui descubriendo que es cuestión de práctica, no tomarte demasiado en serio y estar dispuesta (en mi caso, pues soy mujer) a convertir unos remiendos dispersos en una colcha o en un buen tapiz. Según se tercie, pero controlando. Este blog es para mí un medio de dar salida a mi expresión. Pero gracias a Mercedes Molinero, vuelvo a abrir la puerta para colaboraciones especiales Espero que disfrutéis.

MI SITIO

No supo cuando abrió los ojos, recogió la toca y regresó al claustro. Había entrado a profesar tras un desengaño amoroso, pero con el tiempo se fue implicando en esa vida
y para ella Dios lo llenaba todo. Por ese motivo no estaba dispuesta a abandonar su vocación por él. Con sumo cuidado se recolocó la cofia y se dirigió al receptorio. Allí estaba, tan guapo como siempre. Ella se sentó frente al hombre y lo saludó con amabilidad
-Mayi dijo él cogíéndole las manos
Ella las retiró con tranquilidad y replicó
– Hermana Amalia para ti, Ramón. Aquí he encontrado mi sitio y tú no formas parte de él

Anuncios

Una panda de histéricas

Cuando abrió los ojos, recogió la toca y regresó al claustro, su cabeza aún le daba vueltas. La Madre Mónica se apoyó en la hermana Angélica y avanzó hacia donde se encontraba el resto de la comunidad que la observaba expectante.
-No es nada hijas, quizás es el momento de ceder la misión a otra más joven y fuerte.
Las hermanas protestaron. La Madre Mónica era el pilar del convento; al verla decaída se sentían perdidas. Primero fue un murmullo, después llegaron las exclamaciones de angustia hasta que la voz enérgica de la superiora las hizo callar.
-¡Mujeres de poca fe! Somos una comunidad de monjas, no una panda de histéricas.