Sin título

La ciudad es sucia

cuando llueve.

Bajo las gotas

el negror la cubre.

Se vuelve inhóspita.

Las calles se hacen más largas.

Bajo la lluvia

puertas y ventanas,

se vuelven hostiles.

El humo baila

aplastado entre las nubes.

Por debajo las aceras

parecen espejos:

Se va abriendo el cielo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s