UN REGALO MEJOR

Tenía de todo. No sabía qué regalarle, hasta que en una tienda de juguetes ecológicos, encontró una peonza. Con mucho escepticismo, la compró y le pidió a la dependienta que la envolviese con vivos colores. Contra todo pronóstico el juguete fue un éxito. Al principio el niño se extrañó al verlo. Nadie le hacía regalos así. Después empezó a manipularla hasta que al tercer intento logró hacerla girar sin que volcase. Mientras ella observaba complacida los movimientos de su nieto, los padres le dijeron:“Desde su último videojuego, nunca lo vimos tan interesado. Felicidades, yaya. No pudiste hacerle un regalo mejor”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s