La tarde se consume entre los árboles.

Sus copas, vestidas de luto,

se recortan bajo el fuego.

¡Es algo hipnótico!

mientras las palabras quedan sumergidas

entre las ondas de agua blanda:

Las estrofas se deshilachan

entre mis manos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s