El camino recto

No sé si eran reyes.

Tampoco sé si eran magos.

Venían de Oriente .

cada uno por su lado.

Se encontraron simplemente

en un punto, donde un palpito

repentino los había guiado.

Juntos siguieron un destello,

quizás un cometa, o un meteoro

a punto de llevar a cabo su aterrizaje.

Quién sabe. Solo se limitaron

a seguir el camino recto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s