LA ÚLTIMA FRONTERA

Los astronautas estaban listos. Sin saber cómo ella se encontraba entre ellos. Miró aprensiva a su alrededor por si alguien decía algo. Nada, su presencia era algo normal. Subieron a la nave. Cada uno ocupó su puesto a la espera del despegue, rumbo a la última frontera de la galaxia.
Los motores se pusieron en marcha. El cohete inició su ascenso. Muy pronto el azul de la atmósfera dio paso al negro. Fuera de la órbita terrestre, el espacio se mostraba inconmensurable. Alguien le hizo una seña, pero no podía hablar. Se limitó a hacer un gesto con la cabeza. De pronto sonó un timbre. Se sobresaltó.
-!Hija, Alma, despierta,. exclamó su madre. Te llaman de la agencia espacial!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s