LA CASTRANTE VANIDAD DEL ESCRITOR

Yo no lo habría dicho mejor. Estoy segura de que muchos de nosotros, nos hemos sentido así

Juan Francisco Quevedo-Poesía para vivir

POEMAS SOBRE EL OFICIO DE ESCRIBIR
LA CASTRANTE VANIDAD DEL ESCRITOR

Otro día sin sol y otro día frío.
Por qué, por qué… No lo sé.
Quizás esa impostura antigua,
que se remonta al hombre,
ha apresado mi voluntad;
quizás esa arrogancia, banal y certera,
que seduce al mundo,
sobrevuele mi conciencia.
Nada tengo que escribir
porque me siento perdido,
nada tengo que decir
porque he enmudecido…,
probablemente de satisfacción.
La soledad invade mi espacio
y la mente se enfrenta al vacío
inmenso que se cierne sobre mí.
Es la vacuidad extensa
a la que te empuja la vida…
con su carga de miserias.
Es la envolvente vanidad
quien te arroja con impiedad,
hacia un fondo sin esperanza.
Inmerso en esa maraña
una tristeza inmensa copula
las viejas entrañas del alma
y ofuscada se pregunta…
¿Quién nacerá mañana?

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s