TE ESTARÁN ESPERANDO

“Tengo miedo”, dijo con la mirada nublada, señal inequívoca de que los veintiún gramos que componían su ser, se balanceaban sobre la cuerda floja. Su interlocutor sintió un escalofrío que recorría su columna de arriba abajo. Desde el jardín aún poblado comprendió lo que significaban aquellas palabras. Quiso consolar, animar, pero solo atinó a decir.
-No te preocupes te estarán esperando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s