Aire frío

Hay momentos en los que me siento envejecer
Mis fuerzas están languideciendo al compás lento.
de la tarde. Hay momentos en los que el pulso tiembla,
a la hora de lanzar la moneda. El sol
se cae entre los cristales. Ya no se me ocurren
palabras para llenar el vacío, que tapen
las rendijas por donde se cuela el aire frío.
Hay fracciones de segundo en las que solo pienso
en parodiar una oración con una letanía
Obsesiva: “Que no se me haya ido la vida
en vano, que la vida no se me haya ido en vano”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s